logo

LOGO-BILINGUE-LIENZO

Plan de Convivencia

I.  EL CENTRO DOCENTE:

 a)    Características.

Actualmente en dicho colegio hay matriculados 450 alumnos, 35 de los cuales presentan necesidades educativas especiales y 70 son inmigrantes de 10 países distintos. Es el segundo colegio en el municipio en número de alumnos extranjeros.

La actividad económica es diversa, incluidos varios sectores laborales (industria, construcción, servicios, agrícola, hostelería…), siendo una población que ha pasado de ser desarraigada a conseguir una estabilidad y/o acomodación a todos los niveles (económico, laboral, familiar y escolar). Su nivel cultural destaca por ser en su mayoría medio y la cualificación profesional especializada.

 Hay que añadir el asentamiento en las cercanías de este Barrio de población inmigrante, en situación regular la mayoría y realizando actividad laboral. Un dato curioso es el incremento de adquisición de vivienda propia por este sector.

    b)    Situación actual de la convivencia en el centro. 

 Desde que en  el curso 2003-04 el centro pasó a ser sólo centro de Educación Infantil y Primaria, el número y la naturaleza de los conflictos ha variado sustancialmente con respecto a épocas anteriores, cuando había alumnado de mayor edad. Esta circunstancia motiva que los conflictos que se producen a lo largo del curso, en general sean escasos y aislados, y que cuando se dan, tengan como origen discrepancias en las relaciones personales del alumnado o sean por cuestiones menores, relacionadas  con objetos personales o juegos. A veces se producen riñas por insultos o motes que generan indignación en la persona supuestamente agredida.

Se ha observado que los alumnos que están implicados en estas riñas, reproducen vocabulario y actitudes de rechazo social que no son propios de la institución escolar. Al respecto es oportuna la reflexión reiterada del profesorado de aunar los esfuerzos y adoptar  criterios comunes entre la familia y la escuela para que los niños y niñas no encuentren contradicción y discrepancias entre los diferentes sectores que conforman  su educación (familia, escuela, barrio, medios de comunicación…)

Hay que señalar que otros factores propios de nuestro centro como son, el absentismo escolar (escaso y controlado por los Servicios Sociales del Ayuntamiento y el EOEP), alumnado de integración e inmigrante (partícipes sin dificultades en la vida escolar), y alumnado con distintas necesidades de aprendizaje, no son un factor desencadenante de conflictividad.

 c)     Respuestas que da el centro a estas situaciones, la implicación del profesorado del alumnado y de las familias.

 Las respuestas que se dan desde el centro a las situaciones de conflicto vienen incardinadas en el desarrollo de diversos programas, proyectos e iniciativas que potencian la riqueza de la diversidad social y cultural y  de la pluralidad étnica y lingüística:

 

  • Semana de la música
  • Jornadas de teatro
  • Semana de Europa
  • Festival  de las lenguas
  • Proyecto “Comenius”.
  • Portfolio Europeo de las Lenguas
  • Prevención de drogodependencias
  • Juegos escolares
  • Proyecto de juegos para la convivencia
  • Escuela de padres de los alumnos de 3 años
  • Coordinación con la orientadora familiar del EOEP
  • Actividades formativas extraescolares
  • Biblioteca
  • Centro abierto.
  • Educación Compensatoria.

 Cuando, no obstante, hay que actuar, se sigue un proceso gradual que comienza con la intervención del profesor tutor, otros maestros y maestras responsable de ese alumnado, y Equipo Directivo. Se intenta que la situación conflictiva se resuelva en el ámbito de la tutoría, con la implicación de la familia. Cuando el tutor o tutora, considera que su labor debe reforzarse, se recurre al Equipo Directivo, quien a su vez, y en función de la naturaleza de los hechos, se asesora de tres fuentes: Inspección Técnica de Educación, EOEP y profesionales externos.

Cuando la situación lo requiere, se trata el asunto en reunión de la Comisión Convivencia del Consejo Escolar de Centro, donde todos los sectores opinan y se adoptan  las medidas educativas pertinentes.

 d)    Relación con las familias y servicios  externos: AMPA, Servicios Sociales, Centro de Salud, etc.

         1. AMPA:  El objetivo prioritario es el de mantener una estrecha colaboración en el desarrollo de la vida  docente del centro, y por lo tanto en los proyectos y actividades recogidas en la PGA. Participación de forma activa en la elaboración de las normas de convivencia.

· Coherencia informativa sin discrepancias educativas Escuela-Hogar.

· Colaboración en las actividades del centro, de tutoría y también del aula.

· Colaboración en los procesos de resolución de conflictos.

· Conocimiento de las necesidades educativas de sus hijos o hijas, pautas de comportamiento, diálogo, nivel de exigencia, responsabilidad, afecto, aceptación...)

· Implicación en la función de apoyo a las tareas escolares.

· Intercambio de información con el profesorado.

· Fomento de la autonomía personal y del autoconcepto en el ámbito familiar.

· Participación en las actividades de sensibilización sobre la convivencia.

· Creación y participación en Escuelas de Padres y Madres.

· Realización de actividades de formación conjunta Familia-Profesorado.

 2.     Servicios Sociales: hay un contacto más o menos fluido con la Concejalía de Bienestar Social del ayuntamiento. A veces, en función de situaciones puntuales, se demanda un seguimiento más exhaustivo a estos servicios

 3. Centro de Salud: desarrolla programas de prevención, vacunaciones y educación para la salud con nuestro alumnado en los que el centro siempre colabora.

 

 e)     Experiencias y trabajos previos desarrollados en relación con la convivencia del centro.

 i.      En el seno del Consejo escolar de este centro siempre ha  estado constituida la comisión de Convivencia, como instrumento de la comunidad escolar para el fomento de las relaciones humanas y la resolución de conflictos.

 ii.     Durante años se ha venido programando una escuela de padres con el fin de unificar criterios en lo referente al desarrollo social del alumnado.

 iii.     Juegos Escolares. Diseñados por el departamento de Educación Física, fomentan la participación deportiva en el colegio, la vida sana y saludable, la convivencia entre los miembros del equipo y el juego limpio.

 iv.     Consejo Escolar Municipal, Comisión de absentismo escolar. Se mantienen relaciones directas con esta comisión a través de los funcionarios de la concejalía de Educación.

 v.     Desarrollo de proyectos del centro que inciden en la valoración de la diversidad y el respeto por el trabajo de otros, tal y como se refleja en nuestras señas de identidad (Objetivos Generales de Centro).

 f)      Necesidades de formación y recursos.

 Una de las necesidades de formación que con más frecuencia viene demandando el profesorado es el desarrollo de los Planes de Acción Tutorial, ya que el que tiene actualmente el centro, no se ajusta a las nuevas necesidades que se derivan de las características del alumnado.

La resolución de conflictos de convivencia, cómo reconocer situaciones que pudieran desembocar en dinámicas de grupo poco apropiadas para el normal desarrollo de la convivencia en el aula y cómo atajar estos conflictos antes de que lleguen a producirse verdaderas situaciones de acoso, agresión, rechazo etc. son las mayores preocupaciones de los profesores y profesoras del Centro. Es decir, lo que se conoce como “Técnicas de gestión del aula”.

Dar a conocer a las familias el Plan de Acción Tutorial para que las líneas de trabajo en casa y el colegio sean similares.

 g)    Características de los espacios y horarios, distribución y uso de los mismos y su repercusión en la convivencia.

 Teniendo en cuenta en qué momentos de la jornada escolar, en qué espacios y situaciones son más frecuentes los conflictos, el alumnado es atendido en todo momento:

 En el aula. Por su maestro tutor o por el maestro especialista correspondiente.

En el patio. Por el profesorado de guardia, atendiendo a la ratio dispuesta en la legislación vigente.

En las posibles ausencias del profesorado. Por otro profesorado, a través del sistema de sustituciones preferentes y priorizadas.

En las entradas y salidas. Por el profesorado responsable, según horarios

En el inicio y finalización de clases. Por el maestro que ha concluido una sesión, que debe esperar la incorporación del siguiente.

En las actividades formativas extraescolares. Por profesorado y monitores. Implicándose el profesorado en el diseño y colaborando con los monitores responsables de las mismas.

En las visitas, excursiones y actividades fuera del aula. Por el profesorado, que siempre será el responsable civil, en colaboración con los organizadores y monitores que desarrollan la actividad.

En el curso académico 2008/2009 se tomaron los siguientes acuerdos:

 

-         Castigos sin recreo de 1 a 5 días se responsabiliza el maestro que haya impuesto la sanción y/o el ciclo correspondiente.

-         Cuando un acto realizado por un alumno, afecta a todo el centro, es el equipo Directivo, quien sanciona, responsabilizándose todo el Centro.

 

Cuando un alumno es castigado sin actividades extraescolares, como salidas, excursiones, etc, el maestro tutor dejará trabajo para dicho alumno, el cuál se quedará en un aula del mismo ciclo o en el supuesto de que sea una salida de todo el ciclo se quedará en cualquier otra clase.

Cuando un alumno es expulsado de su aula, se llevará al aula paralela siempre y cuando esta no sea conflictiva, sino el alumno permanecerá en cualquier otra calase del ciclo.

 Respecto a los espacios, a comienzos de cada curso se reflejan en la P.G.A., y tras deliberación en ciclos y con acuerdo de claustro, y se determinan los criterios para el uso preferente de todos los espacios del centro, procurando reducir los desplazamientos entre aulas, facilitando los cambios de clase y adoptando un adecuado sistema de vigilancia en los recreos.

Asimismo se favorecen los desdobles para el tratamiento de la diversidad, y en caso específico de conflicto, para atender de manera personalizada a quien lo requiera.

 II.  OBJETIVOS.

 Con el fin de mejorar la convivencia pretendemos:

 a) Conseguir la integración de todo el alumnado sin discriminación por razón de raza, religión, sexo, edad o de cualquier otra índole.

 b) Fomentar la implicación de las familias. A tal fin, es imprescindible el funcionamiento adecuado y consensuado de los planes de acción tutorial.

 c) Mejorar las relaciones entre todos los miembros de la comunidad educativa.

 d) Prevenir los conflictos.

 e) Fomentar hábitos de convivencia que faciliten la consecución de los objetivos del centro.

III.      ACCIONES PREVISTAS

      El conflicto es una situación que inevitablemente altera la convivencia, lo que nos obliga a tener un conocimiento de los mecanismos por los que se produce y  las soluciones que deben ser adoptadas. Por mínimo que sea no debe ser obviado, ya que si no se aborda a tiempo puede ser una fuente de conflictos más profundos.

     Es tarea de todos los miembros de la comunidad educativa, tanto prevenir la situación conflictiva, como colaborar en la resolución de los mismos.

 Los instrumentos de que disponemos para prevenir y abordar situaciones de conflicto son:

 A.- Asamblea de aula. A través de la práctica diaria en la relación maestro-alumno, se fomenta el diálogo para la resolución de conflictos, creándose en la familiaridad del aula el marco adecuado para el tratamiento de los mismos en un ambiente de confianza.

También aquí se accede al conocimiento y cumplimiento de las normas de convivencia del aula y del centro, que deben ser consensuadas, porque lo que se acuerda entre todos  es asumido como norma general, en cambio lo que se impone no se asume como propio. Estas normas deben contemplar:

 El respeto humano y el trato correcto para todas las personas que forman parte de nuestra comunidad educativa.

El respeto al trabajo del maestro/a  y de los compañeros en clase, no interrumpiendo ni molestando.

El mantenimiento de una actitud de ayuda y solidaridad en las relaciones con los compañeros y compañeras, evitando insultos, desprecios o agresiones.

El empleo de una actitud correcta, adecuada a cada situación.

El respeto del mobiliario y las instalaciones del centro.

El respeto  del horario del centro, acudir con puntualidad.

Plan de acogida del alumnado de nueva incorporación, y su procedimiento para insertarle lo antes posible en la dinámica del colegio, en su funcionamiento, sus reglas, obligaciones y derechos, etc.

El proceso incluiría los siguientes pasos:

 

  1. Entrevista con la familia
  2. Entrevista con el tutor y conocimiento del aula de referencia.
  3. Horario de aula
  4. Conocimiento de los espacios del centro
  5. Normas de convivencia
  6. Según edades otro alumno tutelará sus primeros días en el centro.
  7. Facilitar a la familia los documentos que resumen la organización del centro.

 Plan de acogida al profesorado de nueva incorporación:

 

  1. Conocimiento de las instalaciones del centro.
  2. Horarios.
  3. Acceso a los documentos del centro, PEC, PCC, RRI y Plan de Convivencia.
  4. El coordinador de ciclo y el equipo directivo facilitarán su incorporación a la dinámica del centro.

 Temporalización: Acción diaria.

      B.- Junta de delegados. Formada por representantes de cada aula de segundo y tercer ciclos de Educación Primaria y coordinados por la Jefatura de Estudios. Es un mecanismo de libre expresión, de fomento de la participación en el entorno de un funcionamiento democrático del centro. La misión principal de esta junta será la de dar cauce a las propuestas del conjunto del alumnado, propiciar asambleas en clase para recoger iniciativas, proceder a la elección democrática de sus representantes y velar por los intereses comunes del alumnado. La junta determinará el procedimiento para hacerse eco de las sugerencias y propuestas de cualquier alumno del centro (por ejemplo, a través de un buzón).

      Temporalización: Reunión bimensual.

      C.- Comisión de Convivencia del Consejo Escolar de Centro. Es el punto de encuentro para la prevención y resolución de conflictos entre alumnos: profesorado y familias. Su funcionamiento viene dado por el Consejo Escolar de acuerdo con la legislación vigente.

      Temporalización: Reunión al menos trimestral y cada vez que la situación lo requiera.

      D.-Equipo Directivo. En el horario semanal se distribuye su tarea de manera que siempre haya como mínimo un miembro del equipo dispuesto para atender cualquier demanda del alumnado, familias y profesorado.

      E.- Instalación del “buzón de convivencia”, colocado en lugar visible y de fácil acceso, que permitirá dejar la comunicación escrita de cualquier denuncia, salvaguardando la intimidad de las personas. Este buzón será revisado periódicamente por  la jefatura de estudios.

      F.- Incluir en la página web el Plan de convivencia y un correo específico donde comunicar incidencias de convivencia. A este correo tendrá acceso exclusivo el equipo directivo que garantizará su confidencialidad.

 IV.   PROCEDIMIENTOS ESPECÍFICOS DE ACTUACIÓN.

      Desde el aula y en el desarrollo del diario trabajo docente, disponemos de las siguientes fórmulas de actuación:

 

  • Acción tutorial sistematizada.
  • Observación sistemática en el aula
  • Relación fluida con las familias
  • Colaboración con otros agentes y profesionales que intervienen en el centro: EOEP, trabajadores sociales, …

      Para facilitar el acceso al conocimiento de posibles situaciones de este tipo, emplearemos diversos instrumentos:

 

  • Sociogramas.
  • Cuestionarios específicos.
  • Instrumentos para valorar la convivencia
  • Información sobre estas problemáticas en Internet en páginas especializadas
  • Bibliografía específica.
  • Organización del aula: trabajo cooperativo.

 2.- MECANISMOS

                    I.      Alumnado

         A través de la acción tutorial.

                        II.      Familia

         A través de la acción tutorial

              III.      Profesorado

         En claustros. Incorporando sus aportaciones, actualizadas anualmente, en el Proyecto Educativo de Centro (P.E.C.) y la P.G.A. (Programación General Anual)

 3.- COMISIÓN DE CONVIVENCIA.

    Las funciones de la Comisión de Convivencia, según establece la ley son:

 i.      Canalizar las iniciativas de todos los sectores de la comunidad educativa representados en el Consejo Escolar para mejorar la convivencia, el respeto mutuo y la tolerancia en los centros.

ii.      Coordinar el Plan de convivencia escolar y desarrollar iniciativas que favorezcan la integración de todos los alumnos.

 iii.      Proponer al Consejo Escolar las medidas que considere oportunas para mejorar la convivencia en el centro.

iv.      Dar cuenta al Plano del Consejo Escolar, al menos dos veces a lo largo del curso, de las actuaciones realizadas y resultados obtenidos.

 v.      Cualesquiera otras que puedan serle atribuidas por el Consejo Escolar, relativas al conocimiento de la resolución de conflictos.

          Dinámica de funcionamiento

 

  1. Se reunirá, como mínimo, de manera ordinaria con carácter trimestral, convocada por la dirección del centro.
  2. Se reunirá, de manera extraordinaria, a petición de cualquier sector representado en la misma.
  3. Se reunirá siempre que se produzcan situaciones de conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y además de recabar información sobre las conductas objeto de estudio, sus miembros asesorarán al equipo directivo sobre las pautas a seguir y las medidas a adoptar para la mejora de la convivencia en el centro, procurando que siempre prevalezcan las medidas de carácter educativo.
  4. Las informaciones, deliberaciones y acuerdos de la Comisión de Convivencia exigen la máxima discreción de sus miembros, para salvaguardar así la intimidad de las personas afectadas.
  5. La Comisión de Convivencia conocerá, tras la conclusión de los procedimientos llevados a cabo para preservar la convivencia en el centro, la resolución del proceso emprendido y las medidas adoptadas.

  V. PROCEDIMIENTO EN CASO DE ACOSO E INTIMIDACIÓN.

 Se actuará conforme a lo establecido en la Resolución de 4 de abril de 2006, de la Dirección General de Ordenación Académica, por la que se dictan instrucciones en relación con situaciones de acoso escolar en los centros docentes sostenidos con fondos públicos que imparten enseñanzas escolares.

 La detección:

Es un punto fundamental y complicado, ya que las agresiones no suelen ocurrir en presencia de adultos. Por este motivo, si albergamos sospechas podemos dirigir nuestra atención sobre algunas conductas e indicios, aunque huelga decir que no debemos obsesionarnos. Pistas que nos pueden ayudar son:

  • Es infringido en su mayoría por chicos; son principalmente agresiones físicas. Las chicas recurren generalmente al maltrato de tipo social.
  • Abucheos repetidos en clase contra determinados alumnos/as.
  • Especialmente vulnerables son aquellos diferentes por su forma de ser, aspecto físico, nacionalidad, etnia, etc.
  • Cambios de ánimo repentinos: tristeza, aislamiento social,...
  • Comportamientos no habituales.
  • Ausencias injustificadas a clase.
  • Excesiva melancolía y soledad.
  • Evita encuentros con compañeros: busca el arropo del profesor al salir de clase, llega habitualmente tarde a clase.
  • Deja de relacionarse con su grupo habitual de amigos en el centro.
  • Empeora su rendimiento académico sin motivo aparente.
  • Se le margina cuando hay trabajos en grupo.
  • Falta de participación en las salidas de grupo.
  • No participa de actividades extraescolares.
  • Tiene pocas relaciones con otros alumnos en los pasillos, el patio, etc.
  • Pintadas en las paredes y aseos: cuáles son los nombres más habituales.
  • Evidencias físicas de violencia sin explicación.
  • Inquirir si pasa mucho tiempo en casa y evita salir a la calle.

Prestaremos especial atención a posibles indicios como:

  • Cuando un chico/a increpa a un compañero/a, se burla de su aspecto, le pone motes y se excusa diciendo que es un juego o en la debilidad del otro.
  • Cuando los chicos/as más fuertes usan a otros compañeros/as para afirmarse ante la clase.
  • Observar cómo son sus relaciones y trato fuera del aula, en lugares menos frecuentados por adultos: patios, vestuarios, rincones pasillos, entre clases, en actividades extraescolares…
  • Es importante que no sólo nos fijemos en aquellos alumnos más “ruidosos”. A veces detrás de un alumno silencioso y con una conducta ejemplar esconden un niño que sufre.
  • Prestar atención, sin alarmismo, a los niños débiles, tímidos, inseguros, ansiosos, con pocos amigos y dificultades para hacerlos; a lo que sumamos diferencias étnicas, sociales, físicas (dificultades en el habla, color piel/pelo, gafas)

Debemos tener en cuenta que existen tipos de maltrato tan hirientes como el físico pero que ocurren de forma más velada e inadvertida. Hablamos de vejaciones sociales y verbales que provocan un desgaste psicológico muy grave en las víctimas.